Consejos de una mamá primeriza

Cuando eres mamá primeriza te inundan de consejos que a veces abruman, pero la verdad es que los consejeros sólo quieren ayudarte y poner su granito de arena (aunque, en mi caso, algunos – y no diré nombres - no sólo querían poner su granito sino ¡traerse la playa entera!)

Yo ahora empiezo a sentirme una experta en esto de ser mamá (jajaja ¡not!), pero lo que sí es verdad es que voy aprendiendo poco a poco, intentando gozar cada momento y por eso te traigo unos consejitos para disfrutar las primeras semanas como mamá:

  • RelájateEnfócate en llenar de amor a tu bebé e inicia la maternidad sin miedo. Mi mamá me decía: "si tantas mujeres en la historia han podido cuidar a sus bebés, ¿tú porqué no vas a poder?" Es parte de ser mujer, y si dejas que fluya, se irá dando de forma natural.
  • LactanciaHablando de naturaleza, la lactancia materna es de lo más natural que hay, ¡que no te de miedo! Luego la gente con sus “consejos” asusta, contando situaciones feas o difíciles: haz caso omiso. Darle de comer a tu bebé puede ser un momento muy íntimo y especial, no lo pienses demasiado. En el hospital pide a una enfermera que te ayude a “pegarte” al bebé, te vas a sorprender cómo solitos saben lo que deben de hacer. Algunos tips extras: no uses cremas ni perfumes en el área del pezón, recurre a compresas calientes y masajes en los primeros días y toma muchísima agua. No te desesperes, verás como rápido le agarras la onda.  
  • Baby TrackerSiempre que alguien venía de visita me preguntaban “¿hace cuánto comió el bebé?” y yo de verdad no me acordaba. Encontré la app Mobile Mom y ¡ha sido mi salvación! Puedes anotar de todo, desde cantidad de pañales usados hasta horas de sueño. Te digo que soy medio relajada y yo sólo la uso para apuntar sus tomas, y lo que es buenísimo es que te avisa cuándo le tocará comer otra vez. (aunque ni te agobies, tu bebé solito te lo pedirá). Puedes descargar la app aquí.
  • Déjate consentirHay esa maravillosa gente que se ofrece a cuidar al bebé, o a llevarte algo rico de comer, o ayudarte a su manera; cuando alguien se ofrezca a echarte la mano, no seas penosa y di que ¡sí! Descansar es básico para darle tiempo de calidad a tu bebé, y estar apapachada es importante para sentirte bien y feliz. También aprovecha esa ayuda para ir al salón o a cenar con tu pareja, al reconectarte con él y contigo misma te sentirás plena. 
  • Por último, no dudes de ti, te sorprenderá todo lo que sabrás hacer siguiendo tu instinto y confiando en ti misma, y por favor no te exijas demasiado, las mamás primerizas estamos aprendiendo, ¡hay que darnos chance!

Tomado de melodijolola.com