Hacer ejercicio te hace ser más feliz

Todas sabemos que hacer ejercicio es bueno para mantenerte en forma y activa. Pero ¿Sabías que también te puede ayudar a ser una persona más feliz?

Justamente en los momentos después de parir, cuando tu vida te ha cambiado por completo en un solo instante, necesitamos un empujoncito para no caer en las preocupaciones comunes de las madres primerizas.

A mi me ayudó muchísimo salir a correr en el bosque de Chapultepec todas las mañanas cuando nació Isabella. Era mi manera de relajarme y encontrarme a mi misma.

Porque hay veces que necesitamos un respiro… por más agradecidas que estemos con la vida por el precioso regalo que nos envió. ¿Cierto?

Aquí seis razones del por qué el ejercicio te hace más feliz.

  1. Libera químicos de felicidad en tu cerebro: La dopamina es un neurotransmisor necesario para sentir felicidad y placer. Muchos estudios sugieren que mientras envejecemos vamos perdiendo nuestro stock de dopamina por lo que necesitamos incrementar la producción. Hacer ejercicio es la manera ideal para lograrlo.
  2. Alivia la ansiedad: si sufres de ansiedad, el ejercicio es tu cura. Estudios confirman que hacer ejercicio te da un empujón emocional inmediato y a largo plazo, similar a lo que sucede en tu cuerpo con la meditación. Así que si te sientes ansiosa, sal a correr y verás como te sientes mejor inmediatamente.
  3. Te desestresa: Correr no sólo te ayuda a soltar las preocupaciones a corto plazo sino también a la larga. Lo que sucede es que cuando corres te sometes a una forma de estrés de menor grado ya que tu ritmo cardíaco se acelera y provoca cambios hormonales. Cuando corres de manera constante tu cuerpo mejorará la manera que maneja el estrés. Menos estrés, más felicidad.
  4. Da energía: Hacer ejercicio te hace sentir con más energía después de hacerlo así que aunque te de flojera utiliza toda tu fuerza de voluntad para que te sientas con más energía durante todo el resto del día.
  5. Da confianza: hacer ejercicio no sólo cambia la manera que te ves sino también te hace sentir más fuerte, independiente y te da confianza en ti misma.
  6. Lucha contra el insomnio: si eres de las que el parto y el nacimiento de tu bebé te causa insomnio, olvídate de las medicinas para dormir y haz ejercicio. Mantenerte activa de manera constante hace que mejoren tus problemas de sueño.