5 maneras en las que tus hijos pueden ayudar al mundo

5 maneras en las que tus hijos pueden ayudar al mundo

La edad no es un obstáculo para ayudar, los niños pueden lograr grandes cambios si desde chicos toman pequeñas acciones en favor de un mundo más limpio y amoroso. Ayudar al planeta que nos arropa es una manera más de demostrar nuestro agradecimiento.

Buscamos cinco actividades muy sencillas, prácticas y útiles que puedes implementar con tus hijos. Una manera de mejorar el mundo es con pequeñas acciones que además de formarlos en una conciencia solidaria, en verdad estarán poniendo un gran ejemplo.

Adopta una mascota

Adoptar una mascota no solo ayuda a que animales sin casa puedan tener una mejor vida, sino también da un sentimiento de solidaridad que es más valioso que cualquier raza o pedigree. No solo eso, la adopción de animales ayuda a acabar con algunas prácticas crueles que a veces se asocian con la venta de mascotas.

Lleva a tus hijos a adoptar a un gato o un perro e invita a que otros niños lo hagan. En este mundo hay millones de animales que necesitan un hogar.

Haz compañía a los adultos mayores

¿Qué tal dedicar dos horas de la semana para ir a hacer compañía, ayudar en sus quehaceres cotidianos o leer un cuento a los ancianos? Podrías empezar con tus propios abuelos, pero si tu amor solidario es más grande, hay diversos asilos donde los adultos mayores a veces están olvidados y les hace falta atención y cariño.

No es necesario tener una plática complicada, basta demostrar mucho cariño por lo que haces para transmitirlo a los demás.

Limpiar un parque con amigos

Así como una tarde cualquiera los niños se pueden organizar para hacer la tarea juntos o para jugar, también podrían hacerlo para ir a un parque y limpiarlo. Sabemos que esta tarea toca al servicio de limpieza de la comunidad, pero ver que los niños mejoran algo que ellos ni si quiera ensuciaron, pone el ejemplo en quien los vea. Tal vez después de esta minibridaga, muchos tomen conciencia y entonces ayuden a mantener limpios los parques.

Sembrar un pequeño jardín y cuidarlo

Hacer que los niños aprendan a querer al medio ambiente puede empezar desde un pequeño jardín en casa. Delégales un espacio en donde puedan tener plantas que compren en el mercado, es importante que te acompañen a conseguirlas para que pregunten sobre sus cuidados y aprendan a la vez. También puedes ayudarlos a sembrar plantas y cuidarlas, así vivirá la experiencia del proceso de su crecimiento y significará más para ellos porque implica una responsabilidad.

Un plan de reciclaje

Enseñar a los niños sobre cómo separar la basura no solo puede ser entretenido sino útil para tu hogar. Designen botes de basura con colores especiales: para lo orgánico, lo inorgánico y otros dos para papel y cartón, aluminio y plástico. Si ellos toman esa tarea, serán los guardianes de esa misión. La tarea puede limitarse a tu casa, pero podrían llevar la idea a todo el edificio o la unidad habitacional donde vivan y así poner un buen ejemplo a los vecinos.