Publicado | por Mariana Lopez

madre soltera

Una madre soltera jamás estará sola. Y desde aquí te compartimos algunos consejos muy útiles para enfrentar al mundo con fuerza, actitud y sí, mucha independencia.

Ser madre soltera es una realidad que pueden contar al menos 4 millones de mexicanas. Esta condición se puede dar de forma forzada a causa del fallecimiento de la pareja, por una decisión propia (que ella así lo quiso desde un inicio) por hacer vidas separadas o porque simplemente el padre nunca se hizo presente (o existe, pero tal parece que es un fantasma).

Es verdad que no es el panorama que la mayoría habría deseado para ellas y sus hijos, pero hoy en día es común ver a mujeres valientes que crían a sus hijos sin el apoyo de una pareja. Ya sea que a esta condición se haya llegado por la fuerza o con mucha fuerza, es preciso afrontarla.

Para recordar que una madre soltera no es una persona sola, preguntamos a mujeres en esta misma condición ¿qué fue lo que les ayudó a salir adelante? Y estos fueron los consejos que nos compartieron.

Acoger a la nueva familia

Tal vez el primer paso y el más importante es aceptar que sí, eres madre soltera y esto no es una tragedia. Tu familia no se ha roto, al contrario, tienes una nueva composición familiar creada por ti y tu hijo (o hijos). Si fue tu decisión serlo, entonces es maravilloso porque tienes la fórmula que has deseado y nadie puede decirte lo contrario.

Entonces, abraza esa condición donde sí, tendrás que poner mayor esfuerzo, pero a la par tendrás más independencia. Eres la autoridad, la jefa de la familia; eso es una gran obligación y una inmensa satisfacción.

ser madre

Ser un único soporte es más difícil, pero no imposible

Esto es para las mujeres que eligieron llevar su maternidad sin pareja. Seguro ya estás preparada para las preguntas indiscretas, pero también para las felicitaciones. Criar desde cero como mamá soltera a un hijo o hija es algo meritorio y sí, va a llevar más responsabilidades y dificultades que si alguien más estuviera ahí, pero eso no resta a tu valor, se lo agrega.

Habrá que estar preparada para cosas como: invertir más de tu tiempo, tener un trabajo más estable, ahorra más dinero y administrarte mejor, reservar más energía para cuidados y juegos, dormir menos, a decidir qué cosas son más urgentes porque habrá días en que no puedas hacer todo… En un futuro también saber responder la pregunta “¿quién es mi papá?”, y seguro podrás decir lo más adecuado. A cambio recibirás más dosis de amor, solo para ti.

Trabaja, siempre trabaja

Existen familias cuyo único sostén económico es el padre. A veces resulta favorable para que la madre pueda pasar más tiempo de calidad con los niños, pero a la larga es un error. En la época en la que vivimos, mujeres y hombres deben trabajar por igual (y hacerse cargo de las tareas del hogar y la crianza de los hijos del mismo modo). Si una mujer que jamás ha estado empleada se queda sin el apoyo financiero de la pareja, le será más difícil incorporarse al campo laboral que si toda la vida hubiese trabajado. ¿No crees? Y si acaso vuelves a tener otra pareja, no olvides: trabaja, siempre trabaja.

madre soltera

Abrázate a lo que más amas

Es probable que ser madre soltera haya sido producto de alguna tragedia (una muerte o una separación dolorosa o complicada). Si es así, solo piensa que la vida sigue y que tú debes ser dos, tres o diez veces más fuerte para que tu bebé crezca bien. Así que abraza a tu familia, quiérela mucho y da gracias a la vida  porque tienes a lo más valioso ahí contigo. A la hora de dormir, apapacha y cubre a tu bebé con una cobijita (aquí en Nap tenemos unas súper lindas y ligeras) y dile cuánto lo amas. Verás que esta dinámica ayuda mucho a tu ánimo.

Apóyate en otras madres solteras

Seguramente tienes amigas, primas, mamás, abuelas, tías, pero tal vez ninguna de ellas está pasando por lo que tú. Así que busca a madres solteras que entiendan a la perfección cómo te sientes. Hace unos meses lanzaron una app llamada Peanut , es como un Tinder, pero en vez de unir solteros, reúne madres que necesitan escucharse y apoyarse. También existen grupos de Facebook donde puedes encontrar compañeras que te comprendan 100%.

madre soltera

Permite que te ayuden

Tras una separación o al enviudar, muchas personas queridas se acercarán para ofrecer ayuda. Si lo requieres, tómales la palabra, ahora es cuando más lo necesitas. Ser una mujer independiente no quiere decir hacer todo sola. Ya sea que pertenezcas al clan de las mamás experimentadas o mamás primerizas, el apoyo sincero y amoroso debe ser bien recibido en este tipo de situaciones. Habrá momentos de sobra para demostrar que tú y solo tú puedes con todo.

Sé optimista

A menos de que ser madre soltera haya sido tu plan de vida desde el inicio, las otras situaciones (separación o viudez) son menos agradables y es probable que traigan mucho dolor, rabia y problemas. Sobreponerse a ello, ser optimista y dar la mejor cara para tu bebé será un gran regalo que le puedes hacer a él y a ti misma. Así que intenta dejar poco a poco las lágrimas y ve para adelante.

Para todos los esquemas de familia monomaternal, el pago por tu optimismo será ver crecer a tu bebé y, cuando sea grande, pueda llegar, abrazarte y agradecerte por haber hecho todo esto por ti misma.

madre soltera

Comparte esta entrada a todas las madres solteras valientes que conoces y hazle saber que estás ahí para apoyarla y ayudarla.