Publicado | por Conekta m

El balance entre el trabajo y la familia existe

Tamara Lau e Iris Epstein unieron fuerzas, experiencia y talento para crear su agencia de contenidos; el objetivo es trabajar con empresas mexicanas que miran en su misma dirección.

La industria editorial las tenía cerca, pero no se habían encontrado. Aunque una sabía de la existencia de la otra, no había llegado el momento para conocerse. Fue hasta que las dos estaban en busca de emprender un negocio propio, que una amiga en común las conectó.

“Ella había escuchado las inquietudes que ambas teníamos. Las dos queríamos crear una empresa que apoyara a otras empresas mexicanas. Una que pudiera crecer de la mano de proyectos afines, con una visión positiva. Fue así que nació Content Queen”, recuerda Iris Epstein, confundadora con Tamara Lau de esta agencia de contenidos.

En un mundo que está cambiando aceleradamente, sobre todo en lo que respecta a la forma en que consumimos la información, pensar en lenguaje digital es imperativo. Aunque Tamara e Iris habían hecho carrera en los medios en papel, sabían perfectamente que el presente y el futuro del medio editorial está en la web, en los dispositivos móviles, en las redes sociales.

“Después de trabajar como Directora de moda en Buro 24/7, en el 2016 empecé a notar un hueco en el mercado mexicano dentro del marketing de contenidos. Me di cuenta de que la mayoría de las empresas buscan un contenido que genere engagement con sus público y que hable de manera directa sobre sus valores y principios, pero no hay muchas opciones”, explica Tamara Lau.

Si no existe, hay que crearlo

Convencidas de que para ambas era un buen momento para dejar atrás sus viejos proyectos para emprender uno juntas, en marzo de 2017 crearon su propia agencia de contenidos a la que llamaron Content Queen. Al hablar de dos mujeres y de su expertise, el nombre se explica solo.

Iris Epstein estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y luego Creative Writing en la School of the Art Institute of Chicago. Lleva 15 años escribiendo para revistas como Women’s Health, Liverpool, Esquire y Buenhogar, entre otras. “Mi pasión siempre ha sido la de contar historias. Me gusta el poder que tienen de crear puentes de comunicación entre los seres humanos”, asegura.

Tamara Lau tiene un perfil diferente, pero afín al de su socia. Estudió Diseño textil en la Universidad Iberoamericana y después de un intercambio en Argentina supo que su verdadera pasión era el mundo editorial. “Desde el 2008 trabajé en revistas como 192, Infashion y Marie Claire en diferentes puestos, pero siempre enfocada en la coordinación y edición de moda. Por cinco años fui stylist de grupos pop y celebridades como: OV7, Reik, Jesee & Joy o Maite Perroni”.

 “Nuestra visión con Content Queen siempre fue crear una empresa en la que otras mujeres como nosotras pudieran encontrar ese balance entre trabajo y familia que tanto buscamos. Quisimos poder generar contenido para empresas, historias que se nutrieran de nuestras propias experiencias y que pudieran generar engagement con el público”, explica Iris.

El balance perfecto

Las dos socias deseaban un trabajo propio que fusionara varios aspectos de sus pasiones e intereses. Y, a la par, que este les permitiera tener el tiempo necesario para estar con sus hijos (un aspecto de la vida que muchas mujeres dejan de lado por desarrollarse profesionalmente).

“Existía un grupo de editoras que al ser mamás dejaban de trabajar por los horarios comunes de las editoriales. Es por esto que Iris y yo decidimos juntar estos dos mundos y crear una agencia de contenidos especializada en temas de la mujer en donde otras mujeres con experiencia laboral puedan compartir sus conocimientos desde casa. Al yo tener experiencia en el mundo digital e Iris una gran trayectoria en el área editorial, generamos la sinergia perfecta para liderar una agencia de contenidos que responda a las necesidades del mercado actual”, cuenta Tamara Lau.

A casi un año de emprender Content Queen, cada vez suman más aliados, Nap es uno de ellos. Comparten la filosofía de trabajar duro, sí, pero con calidad de vida. De promover lo hecho en México, de ofrecer productos de calidad y de ampliar los lazos de comunicación para que unas empresas ayuden a otras a crecer. La cosecha por recoger aún es grande.

Comparte esta historia y apoyarás a mamás mexicanas a acercarse cada vez más al sueño de balancear la vida profesional y de familia.